miércoles, 25 de mayo de 2011

Yo estuve aquel 25 en la Plaza, cuando comenzaba la revolución



Formo parte de una generación diezmada, castigada con dolorosas ausencias; me sumé a las luchas políticas creyendo en valores y convicciones a las que no pienso dejar en la puerta de entrada de la Casa Rosada. 


No creo en el axioma de que cuando se gobierna se cambia convicción por pragmatismo. Eso constituye en verdad un ejercicio de hipocresía y cinismo. Soñé toda mi vida que éste, nuestro país, se podía cambiar para bien. Llegamos sin rencores, pero con memoria. Memoria no sólo de los errores y horrores del otro, sino también es memoria sobre nuestras propias equivocaciones.
Memoria sin rencor que es aprendizaje político, balance histórico y desafío actual de gestión. 

3 comentarios:

edgardo dijo...

cuando es verdad lo que se dice....
muy buena la cartula, supera a la de varguitas

profquesada dijo...

Muy lindo Post y gráfica Manuel.
No puedo recordar a Néstor sin que me duela.
Feliz día de la Patria.

manuel el coronel dijo...

gracias cumpas y un abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails