lunes, 16 de mayo de 2011

Las cenizas del odio


Coletazos fuertes dejó la prohibición de la Muestra de la Red Por la Identidad de Abuelas en el recinto del concejo deliberante. La más llamativa, la discusión en torno a la legitimidad del reclamo de Verdad y Justicia por parte de Abuelas aduciendo que los desaparecidos también fueron criminales. Lo de siempre, Belcebú y Mefisto. La equiparación de las operaciones armadas de los militantes revolucionarios con los delitos de lesa humanidad del aparato gobernante. No es cosa de pueblo chico ni de influenciado por B. Blanca, no busquemos justificaciones, esto hasta puede hallarse, todavía, en la Rosario del Che que tiene su propia edición del Página.

Los que reclaman justicia por los asesinatos y muertes de militares y civiles a manos de los montoneros no reparan en la cuestión fundante de que eso no es contrario al derecho de las abuelas y madres, e hijos y familiares, a saber que fue de los desaparecidos, y de los chicos apropiados, a reconocer su identidad. No es respuesta el caso Lambruschini a que un chico apropiado no sepa quien es.

Difícil para ellos entender la imposibilidad de juzgar a alguien que cometió un delito si ya está muerto. O que los juzgados y encontrados culpables, fueron legítimamente indultados. De todas maneras, nada tiene que ver esto con el derecho a la identidad. La burrada que se cometió en el pueblo al prohibir la muestra, y por la que hasta hoy se habla sin saber,  es tal pues la misma sólo brinda información a los habitantes de cada lugar para saber que hacer, como actuar, en caso de sospechar de una víctima apropiada. No hay otra manera. Es un testimonio de puro instinto materno. Lo esencial.

Ya que estamos, algo me llama la atención de los pandistas sembradores de vientos, los que reclaman la verdad completa: en sus listas de víctimas de las agrupaciones armadas, casi siempre obvian a la víctima más emblemática, el fusilador Pedro Eugenio Aramburu. Será porque sus ansias de venganza están saciadas con la posterior muerte de Abal Medina y varios de sus cumpas. Es que el que mata, tiene que morir.

9 comentarios:

Unfor dijo...

Lo definiste bien, Manuel. Son cenizas de odio. No tienen otra cosa que resentimiento.
Y son ellos los que pintan en las paredes los 24 de Marzo:
"Día de la venganza terrorista".

Javier dijo...

Me preguntaba si para estas oersonas ería bueno forar una reeducacion estilo La naranja mecanica , obligandolos a ver ayer en 678 la historia de Juan Cabandie y la detencon de su apropiador .

Por suerte mañana las abuelas convocan a las 18 hs frente a tribunales para reclamar justicia ya que la causa noble lleva 10 años

Un abrazo

María Moña dijo...

Manuel, gran vuelta de rosca el final de tu post, relatos que se estructuran en torno a lo mismo... Coincido en esto de no buscar las justificaciones, me parece que en pueblo chico se ven más evidentes nomás, pero no es que en la gran capital donde las abuelas convocan no estén estas cenizas- semillas de odio. Escalofrio al leer los comentarios del pueblo, la idea de Javier de la reeducación no parece ser una mala idea... Digo de ir comprando las maquinitas...
abrazo!

manuel el coronel dijo...

Sí, pero que no entre el grupo Clarin en la licitación de las maquinitas eh!, por las dudas...

Vicente dijo...

ya es momento de dejar de polarizar tanto, nada justifica la atrocidad de los 70, que vayan todos en cana.
Pero no entiendo porque no hay ningun asesino montonero preso, ¿porque nadie pide por los DDHH de las victimas de montoneros ?
El que mata que vaya preso, ¿no es eso justicia acaso ?.
Que alguien me explique porque estos gozan de inmunidad y por que los retractores de los DDHH los defienden tanto.
«®»

Antonio (el Mayolero) dijo...

Vicente; ¿te cuesta tanto entender que los que vos llamas "asesinos montoneros" no tuvieron justicia ni tribunales ni carcel, y que ellos junto a otros miles y miles, que no eran ni asesinos ni montoneros fueron arrojados vivos al mar, éstos por las dudas nomás? O simplemente asesinados en seudo enfrentamientos y enterrados en tumbas NN.

Ricardo dijo...

Vicente: el terrorismo fue antes una excusa para hacer pelota a todos -y poner el país patas para arriba- que una defensa de la "occidental way of life". Hasta en los argumentos de los defensores del terrorismo de Estado y la teoría de los dos demonios se puede ver la pluma del Departamente de Estado yanqui.

Buen post, cumpa.

Vicente dijo...

No entiendo que tiene que ver una cosa con la otra.
Lo que digo es que los montoneros o como los quieras llamar asesinaron gente y gozan de impunidad.
Ademas los "montoneros" asesinaron y secuestraron mucho antes que llegue la mierda militar.
Asesinaron y secuestraron a muchos directivos de empresas de manera extorsiva y nadie los juzga, hasta los defienden.
Me parece Antonio que ud esta mezclando montoneros con militantes, que son dos cosas distintas.
En muchos casos muy distintas.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Vicente; para los crimenes cometidos por Montoneros, existe (y existía entonces) el Codigo Penal; de hecho si hace un poco de memoria puede recordar que Firmenich (por darle un ejemplo) fue juzgado, condenado y purgó carcel.
Luego fue amnistiado por Menem, junto con Videla y Massera (por ejemplo). Pero siempre recuerde que muchos murieron en la mesa de tortura sin haber visto jamas un fiscal ni un juez y otros fueron arrojados vivos al mar. Pero otras cosas como la apropiacion de menores y falsificación de identidad no prescriben.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails