domingo, 26 de junio de 2011

Kirchnerismo puro y duro


Uno podría decir que más que asegurar la continuidad del proyecto en este 2011, las decisiones de los últimos días consolidan la estructura en la que se afirmará nuestro Proyecto Nacional ya en 2015 cuando tal vez nuestra Compañera y Conductora no pueda ser reelegida. Kirchnerismo hasta 2020 como mínimo nos advirtió Néstor, para lograr la consolidación de un modelo de país en el inconsciente colectivo nacional.

Algo que valoriza aún más, hacia adentro y hacia afuera, tanto al proyecto como a la política elegida. Lo dejó bien en claro ayer Cristina, el respeto que se le debe a las instituciones, los lugares que deben desempeñarse con responsabilidad, más allá de ideologías, formación, o al decir de Jauretche, por dónde te subiste al caballo.

En cada uno de los nombres elegidos (buen raconto hace Wainfeld acá) hay un enlace que los une: la lealtad al proyecto, que significa además la lealtad hacia la conducción política; algo que no siempre es fácil de advertir. Además, cada candidato es un cuadro político. Cada vez hay menos lugar para los hijos de las familias tradicionales en las cámaras legislativas. El kirchnerismo fuerza al debate político de calidad.

Y el trasvasamiento, cuando Nuestra Presidenta se refería al puente la semana pasada, el tan anhelado trasvasamiento que  el General no pudo lograr. Hoy la juventud divino tesoro, como como concepto de renovación política, se hace inevitable. Muchas veces usada en vacío, claroestá. Pero hoy los partidos están forzados a contar con posibles nuevos dirigentes en sus listas. En mi pueblo como nunca en los primeros lugares de las listas hay candidatos con menos de 35 años. La política dejó de ser cosa de grandes. Otro logro a fuerza del kirchnerismo.

Clarín titula hoy que el peronismo fue relegado en su afán por lograr la división interna en el movimiento y contar con la dirigencia peronista tradicional (a quien le atribuye esa característica de peronismo)  como una oposición factible para sacar al kirchnerimo del medio. Así las cosas, en un debate que al menos a mí me apasiona, este de cuál incluye a cuál, si el kirchnerismo al peronismo o visceversa, o si ni siquiera pueden distinguirse, el monopolio insiste en meter su cuña en gritas del movimiento que están perfectamente selladas por el pragmatismo que lo caracteriza, que se va solidificando de la mano del proyecto y del paso del tiempo, por lo que cada vez será más difícil abrirlas.

No recuerdo bien quién, decía hace un tiempo que uno tiene la oposición que se merece, que la pobreza de uno correspondía con la pobreza del otro. Bien. Podría ser. Pero no en nuestro caso, donde la riqueza política, militante, mística de uno, inevitablemente desnutre al otro. Se la morfa crudo. Y que buena parte de la sociedad logre darse cuenta de eso es justamente uno de sus mayores logros.

5 comentarios:

MC. Operador Visceral dijo...

Creo que valen aquí la aseveracion de Omixmoron "el afuera del peronismo es una entelequia". Si eso es bueno o no lo dirá el tiempo pero el dato duro es que ES.

Norberto dijo...

Perfecto!!!

Nunca menos y abrazos

argentinolibre@hotmail.com dijo...

Gran post, compañero!

Antonio (el Mayolero) dijo...

Las condiciones están dadas, las listas completas; creo que no queda duda que el modelo se afianza. Octubre es crucial. Ahi tenemos que poner todo.
Excelente analisis Coronel.

Flavia dijo...

Lo que me entusiasma como argentina enamorada de mi país, además de ser kirchnerista no peronista, es la renovación dirigencial por vía de la meritocracia, -después de muchos años de ver los mismos figurones políticos repetirse en enrroques eternos hasta el hartazgo-
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails